« Volver

El proyecto Guarda acaba de iniciar sus actividades en la residencia Amma, que cuenta con más de 150 plazas, con la que ha firmado un convenio de colaboración. Los voluntarios visitan a los ancianos residentes y comparten con ellos sus aficiones y un rato de conversación amistosa.